miércoles, 22 de marzo de 2017

Botón de muestra de las herramientas de Noteflight: La bella Lola

Con la lupa podemos ampliar hasta que nos resulte legible.
Desde aquí podéis ir al sitio, para ver y practicar otras de nuestras piezas y evaluar la potencia de este recurso para practicar las piezas polifónicas.

sábado, 10 de mayo de 2014

Microrrelato


Inspirado en una antigua compañera de estudios y en una de las novelas de una amiga que, por cierto, todavía no he leído, propongo el siguiente microrrelato.

Poco a poco la angustia se fue haciendo mayor hasta un punto en que ya era incapaz de comprender, solo sentía, sentía pánico, terror. Sin apenas conscicencia logró arrastrarse hasta la mesa y aferrándose a ella pudo incorporarse a duras penas; tambaleándose un sin fin de veces, intentaba conseguir su fin más inmediato, el único objetivo que ocupaba su mente nublada y que en cierto modo hacía que su angustia fuese menos trágica, más llevadera; ya tenía un fin, una meta, algo tangible que conseguir, y por ello trataba desesperadamente de llegar a la cocina. Su gran debilidad hacía que el camino fuese más tortuoso, pero el fin ya estaba cerca; tropezó y cayó vencido por la fatiga pero tras un último esfuerzo logró alcanzar la puerta, asió el picaporte y se abalanzó hacia el segundo cajón del armario. Allí estaba su salvación, algo sin importancia se había convertido en un verdadero tesoro, cogió con fuerza el cuchillo y haciendo un último esfuerzo lo hundió en su corazón. No sintió dolor, solo paz y la luz se hizo. Pero enseguida se dio cuenta que llevaba puesto el chaleco antibalas que por supuesto, también era anticuchillos, y de nuevo se sumió en la más terrible de las desesperaciones. FIN

Ramón

lunes, 14 de abril de 2014

Elegía a la nevera

Oh! nevera. Tus ya remotos orígenes en Tartalia estuvieron ligados a regalos y oropeles, a voces de admiración y centro de atención de todas las miradas. Sin embargo, un buen día decidiste cambiar todo ese mundo de fama, lisonjas y adulación para recluirte en un vulgar semisótano carabanchelero, que por caprichos de la vida resultó ser también el lugar de encuentro habitual de los Pinchaos. Y en tu nueva ubicación te empleaste a fondo para mostrar a través de tu diáfana puerta un mundo cambiante y multicolor de aromas y sabores contenidos en sus envases respectivos para regalo de nuestros sentidos, al tiempo que tu potente voz llenaba tiempos de silencio provocados por las frecuentes interrupciones de nuestro grupo musical y por los nudos que, en nuestra garganta, colocan con frecuencia los avatares de la vida, haciéndonos tragar palabras para decir lo que no importa por falta de otras sílabas. Finalmente, supiste darte cuenta de que en este mundo cruel, salvo los Pinchaos y alguna otra cosa, nadie es perfecto y que nada dura para siempre, y te fuiste sin más, dejando en nuestros oídos los ecos de aquella canción-huapango versioneada por Camarón: "Ya no me cantes nevera, que acabe tu sonsonete, que tu canto aquí en el alma, como un puñal se me mente, sabiendo que cuando cantas, pregonando vas tu muerte... Ay, la la lá, Ay la la laiiiiiiiiii...". Adiós nevera, adiós.

domingo, 20 de marzo de 2011

Gredos: naturaleza y literatura

Nuestro amigo Antonino ha publicado, en el nº 120 de la revista "República de las letras", correspondiente a enero del presente año, un interesantísimo artículo que reproducimos a continuación.

201101 RdelasL_Artículo de Antonino -

sábado, 3 de julio de 2010

Antonio Machado: A Don Francisco Giner de los Ríos.

Porque carece de valor de cambio y me apetece que mis amigos disfruten de sus vacaciones, copio aquí la última entrada del blog http://educacion-orcasur.blogspot.com/, de otro amigo.

[No tenemos abierta una sección de poesía (¡ni de literatura, siquiera!) y no seré yo quien la inicie. Lo pongo en Economía Política y a tomar viento. Las biografías de Antonio Machado y del fundador de la ILE no parecen contraindicarlo.]



A Don Francisco Giner De Los Ríos


Como se fue el maestro,
la luz de esta mañana
me dijo: Van tres días
que mi hermano Francisco no trabaja.
¿Murió?... Sólo sabemos
que se nos fue por una senda clara,
diciéndonos: Hacedme
un duelo de labores y esperanzas.
Sed buenos y no más, sed lo que he sido
entre vosotros: alma.
Vivid, la vida sigue,
los muertos mueren y las sombras pasan;
lleva quien deja y vive el que ha vivido.
¡Yunques, sonad; enmudeced, campanas!

Y hacia otra luz más pura
partió el hermano de la luz del alba,
del sol de los talleres,
el viejo alegre de la vida santa.
...¡Oh, sí!, llevad, amigos,
su cuerpo a la montaña,
a los azules montes
del ancho Guadarrama.
Allí hay barrancos hondos
de pinos verdes donde el viento canta.
Su corazón repose
bajo una encina casta,
en tierra de tomillos, donde juegan
mariposas doradas...

Allí el maestro un día
soñaba un nuevo florecer de España.

Antonio Machado
Baeza, 21 de febrero de 1915

martes, 13 de abril de 2010

Paraísos cercanos



El Rincón de Palacios.

letra capitaln la provincia de Cuenca, muy cerca del nacimiento del río Tajo, se encuentra uno de los valles más bonitos, relajantes y apacibles que se pueden encontrar no sólo en la geografía española sino a todo lo largo y ancho de nuestro maltratado Globo Terráqueo, ajeno por completo a circuitos turísticos y bullanga de domingueros.

La vegetación está dominada completamente por pinos albares, enebros y sabinas rastreras, reproduciendo un paisaje ancestral tremendamente variopinto que, debido a la dureza invernal del clima, no se ha visto para nada alterado por la expansión reciente de los agresivos encinares y otros bosques esclerofilos. Turberas donde se refugian plantas eurosiberianas como la prímula enharinada (Primula farinosa), que llegaron hasta estos parajes en épocas más húmedas que la actual, hacen que el lugar tenga un indudable interés botánico.
En el Rincón de Palacios alcanza su máximo esplendor el paisaje denominado "piel de leopardo", en el que la sabina rastrera o chaparra, con su peculiar forma de crecimiento, toma todo el protagonismo . Es muy curioso observar que los ejemplares más añosos de sabina reproducen una estructura muy parecida a la de los "corros de brujas" de algunos hongos, con las parte central muerta y los bordes enraizando y extendiéndose.

Yo había sabido de la existencia de este lugar hace muchos años, cuando estudiaba la flora y vegetación de la Serranía de Cuenca, porque había recolectado plantas allí un danés de apellido Diek colaborador de Johan Lange, uno de los dos autores del Prodromus florae Hispanicae..., quien regaló las plantas a Willkomm, el otro autor, para que este las incluyera en el suplemento de la obra.

Gracias de la ayuda de mi amigo Óscar García, quien conoce como nadie la flora y la geografía botánica de la Serranía de Cuenca, puede conocer finalmente el para mi famoso paraje el lunes 12 de abril. Íbamos en busca de unas plantitas del género Gagea que florecen muy temprano, y tuvimos suerte, porque en la primera parada del día encontramos nada menos que 5 especies viviendo en unos pocos metros cuadrados. Una de ellas con sólo dos ejemplares en flor, pero con miles de plantitas diminutas a modo de césped que habían nacido de los numerosos bulbillos que produce la especie. También localizamos una planta problemática de posible origen híbrido. El éxito inicial hizo que disfrutaramos del Rincón de Palacios sin el más mínimo estrés. En esta época, solo dos especies de narciso y algunas plantitas diminutas de floración primaveral muy temprana acompañaban a las Gageas.

¿Cómo llego a saber de este apartado lugar Diek? Parece ser, supone Óscar, que pudo llegar al valle partiendo de Valdemeca y de un paraje denominado la Casa del Cura, donde también recolectó plantas. Lo curioso es que sólo visito estas pocas localidades de toda la Serranía. Tal vez tenía un amigo o conocido en Valdemeca o en la Casa del Cura.















lunes, 22 de febrero de 2010

¿Por nuestra salud?. La privatización de los servicios sanitarios.

Dado que trata de uno de los temas de interés general en nuestras tertulias, y el planteamiento, a primera vista, me ha parecido bastante riguroso, os invito a echar un vistazo a este libro.